dijous, 30 de setembre de 2010

Dia Internacional de la Traducció



"Esta vida que me gano traduciendo. Y es durísima. Me pongo delante de la máquina de escribir, solo en casa, y miro el papel blanco y me entra una especie de angustia, algo como un vacío en el estómago. Para poder ir comiendo necesito traducir siete u ocho horas diarias, si soy capaz de resisitirlo".*

* extret de l'Àlbum Ferrater, a cura de Jordi Cornudella i Núria Perpinyà, Quaderns Crema, 1993.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada